El principal destinatario de la Pastoral Peniten­ciaria es el que está privado de su libertad, el encarcelado.
Pero no se limita a él, es mucho más amplia. Los ámbitos de la Pastoral Penitenciaria son estos:

CARCELADO

ENCARCELADO DIRECTO: Detenidos en: Cárceles, Alcaidías, Comisarías, Institutos de menores.

ENCARCELADO INDIRECTO: Familiares, Personal Penitenciario, Policía, Víctima, Poder Judicial, Poder Legislativo, Poder Ejecutivo, Medios de Comunicación, Iglesia, Sociedad.

PRECARCELADO: niños y jóvenes en riesgo, marginados, drogadictos, desocupados.

POSTCARCELADOS: Liberados.
No hay ninguna entrada.
No hay ninguna entrada.